Seguramente, has escuchado que el flúor es bueno para mantener un esmalte fuerte y resistente. Sin embargo, los profesionales de la salud dental, sabemos los peligros que conllevan para tus dientes consumir un exceso de flúor.

Tu dieta diaria incluye un gran número de alimentos que contienen flúor. Desde la mañana, estás ingiriendo lácteos, ricos en este mineral. También el pescado azul y las verduras de hoja verde como las espinacas, la col y la lechuga te aportan flúor. Sin embargo, no hay nada como el agua para recibir los beneficios de este mineral y, por ello, suele ser acusada de provocar la fluorosis.

¿Qué es la fluorosis?

Generalmente, la fluorosis es una anomalía propia de la época del crecimiento, ya que los niños pequeños ingieren parte de la pasta durante el cepillado y, como consecuencia, a partir de los siete años se manifiesta esta patología. Sin embargo, en Clínicas Fase – Valtodent, somos conscientes de que los adultos también pueden presentar los síntomas de la fluorosis en sus diferentes estados.

Por eso, dada la importante del cepillado desde muy pequeños, debemos prestar especial atención a la composición de las pastas dentales que usamos para ellos. No siendo recomendables pastas con un alto nivel de flúor en niños menores de 6 años.

La primera y más leve fase de la fluorosis se manifiesta en forma de pequeñas estrías blancas en los dientes afectados, seguida por una fase en la que aparecen manchas blanquecinas pero aún tu esmalte dental es fuerte y resistente a las caries. Sin embargo, en la fase más avanzada, las caries se convierten en un gran problema, ya que pueden atacar fácil y rápidamente a los dientes afectados. Podrás reconocer este estado de fluorosis porque tus dientes presentarán pequeñas manchas marrones.

En Clínicas Fase – Valtodent queremos recomendarte que, independiente del estado en el que te encuentres, acudas cuanto antes al dentista para evitar daños mayores. La fluorosis puede ser tratada con métodos tan simples como un blanqueamiento dental o, en los casos más graves, con unas carillas o con prótesis dentales.

NOTA INFORMATIVA